Sustitución de guías de persiana


Sustitución de guías de persiana

Las ventanas son una parte indispensable en el hogar, ya que permiten mayor iluminación, oxígeno y vista hacia el exterior. Como complemento o protección para estas, están las cortinas y las persianas, siendo estas últimas las predilectas por las bondades que tienen.

Las persianas son mucho más prácticas ya que puedes regular por ti mismo la iluminación que deseas en tu casa, son fáciles de limpiar, dan buena apariencia estética al sitio y aíslan mucho más dándote mayor intimidad. Incluso en una oficina u otro sitio con ventanas será más frecuente que veas persianas por la elegancia y variedad que ofrecen.

Algunos datos sobre las persianas

Si ya tienes una persiana, quizás aún no seas muy ducho en su funcionamiento y conformación. Las persianas son fáciles de manipular, solo debes tener las herramientas necesarias para hacerlo.

Las persianas se conforman por lamas, estas son, las líneas verticales que abres y cierras. También tiene un eje de rotación que se encarga de recoger estas lamas para que suban y bajen otra vez. Posee un soporte que es el que sostiene el eje y donde se coloca la cinta que halas cuando quieres manipular la persiana. Además, hay un elemento muy importante para su funcionamiento: las guías.

Estas guías permiten que la subida y baja de la persiana sea uniforme, es decir, “guiarlas” o “encarrilarlas” en su camino. Este elemento es indispensable para el correcto funcionamiento de la persiana y va de la mano con las lamas.

Daños más frecuentes en las guías

Las guías, como cualquier elemento que constituye la persiana, son susceptibles a daños y deterioro. Y eso no es porque sean de mala calidad: todo lo contrario. Los daños frecuentes en las persianas se dan por el uso inadecuado de estas y la falta de mantenimiento.

Cuando un elemento tiene demasiado tiempo, su eficacia suele disminuir y su aspecto físico cambia. En ese sentido, las guías no son la excepción.  Si tienes demasiado tiempo con las mismas, pueden oxidarse, dependiendo de su material, o romperse, dificultando el paso de las lamas.

Esto representa un problema grave porque con esta herramienta dañada, la persiana prácticamente deja de funcionar.

Mantenimiento de las guías de persianas

Si eres una persona que aprecia sus productos y ciudad la apariencia de su hogar o espacio de oficina, el mantenimiento debe ser primordial para ti. En general, la falta de mantenimiento disminuye la vida útil de los objetos, y con las persianas sucede igual.

Las guías de persiana suelen ser de hierro o de aluminio. Identificar el material es la clave para saber de qué forma puede mantenerse. Un problema que suele darse con ese tipo de materiales es la oxidación, sin embargo en el mercado siempre conseguirás productos que sirvan para el mantenimiento, limpieza y cuidado de estos materiales.

Sustitución  de las guías de persiana

La apariencia interna de los espacios dice mucho de nosotros y si tus objetos están en mal estado, da una muy mala impresión a los demás sobre la atención y cuidado que brindas.

Si a pesar de haber iniciado un mantenimiento observas que tu guía está demasiado deteriorada, o se ha roto, es entonces momento de cambiarla.

El reemplazo es quizás un poco complejo porque como se mencionó arriba, es una pieza que va de la mano con las lamas, así que al momento de reemplazarlas se debe considerar el tamaño o grosor de estas, para asegurar que suba y baje sin ningún inconveniente.

Esto quiere decir que probablemente debas llevar contigo a la tienda una muestra de las lamas para saber cuál guía se adapta mejor a ellas.

Otro asunto importante es elegir el material que consideres más cómodo de limpiar y con mayor vida útil. El hierro y aluminio son recomendadas por su alta resistencia, pero si pasas demasiado tiempo con ellas pueden oxidarse. En ese caso, puedes elegirlas pero asegurarte de cambiarlas cada cierto tiempo.

Puedes hacerlo tú mismo, pero…

En estos tiempos tenemos muchas más herramientas a la mano que permiten que seamos nosotros mismos quienes hagamos las cosas; más, si esto implica ahorrar dinero. Sin embargo, cuando vamos a hacer algo, debemos considerar varias cosas: ¿Sabemos hacerlo? ¿Podremos hacerlo bien? ¿Tendremos el tiempo suficiente para dedicarnos a eso?

Hay algunas piezas en las persianas más fáciles de reemplazar que otras. Pero, al momento de colocar las guías, debes ser cuidadoso y tener herramientas indispensables como destornilladores y un banco que te permita colocarte a la altura de la persiana. Este trabajo se debe hacer con sumo cuidado para evitar perjudicar los demás elementos y adecuarlas bien a las lamas.

Estas guías suelen estar empotradas a la pared y firmes, por lo que debes manejar información sobre cómo colocarlas en su sitio.

Este trabajo requiere tiempo y conocimientos para evitar que vaya a quedar mal y perjudique más el funcionamiento de la persiana. Es por eso que lo más recomendable es pedir asesoría y acudir a un experto, que podrá simplificar mucho más y darte una excelente persiana mucho más rápido.

rating_starrating_starrating_starrating_starrating_star (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Tienes que registrarte como miembro para valorar esto.
Cargando…